13 de julio de 2009

Lobo feróz

El Lobo logró la hazaña de igualar la goleada de la ida ante Rafaela y ratificó su plaza en la máxima categoría. Fue en el descuento. Alonso y dos de Niell, el héroe de una tarde con tintes históricos. Hubo tres expulsados: González, Sosa y Gil.

Gimnasia nunca salió campeón en Primera, pero la hazaña épica de ayer se pareció a uno. Porque estaba muerto el Lobo. Jugaba con uno menos, le faltaban dos goles y no quedaba tiempo. Pero el milagro, de esos que de vez en cuando guarda el fútbol, se materializó en el Bosque (valió la pena el pataleo para jugar allí) y el pueblo tripero se regaló un alegrón de esos que conmueven hasta a los ajenos. Rafaela perdió lo imposible, pero sería injusto decir que Gimnasia no lo ganó.

No hay comentarios: